Psicoterapia sistémico-relacional para tratar la depresión

Psicoterapia sistémico-relacional para tratar la depresión

Cerca del 20% de la población padecerá depresión a lo largo de su vida, afecta principalmente a mujeres, un 70% de los pacientes que la sufren son féminas. Según la OMS representa la cuarta causa de incapacidad en el mundo y se estima que en los próximos años sea la segunda.

La depresión puede tratarse desde un abordaje psicológico o biológico en función del tipo de trastorno depresivo.

Actualmente existe una novedosa terapia conocida como psicoterapia sistémico-relacional que aplica Sabina García, psicóloga del Grupo HLA.

 

¿En qué consiste esta terapia?

Esta terapia, que puede aplicarse en todos los tipos de depresión, consiste en implicar a todos los miembros de la familia, aprovechando los recursos en el seno de esta, trabajando paralelamente los conflictos individuales y las relaciones intrafamiliares.

La terapia relacional o sistémica busca que la familia aprenda a apoyarse emocionalmente y establecer una convivencia beneficiosa para todos.

 

Cómo se lleva a la práctica esta terapia

Esta orientación trata de ampliar la visión del paciente en términos de relaciones consigo mismo, con otras personas, con su entorno laboral, familiar (intra e inter), sentimental, etc. para que desde ahí pueda ser más consciente de lo que proyecta hacia los demás y de cómo interpreta esa vinculación. Se trata de desarrollar más conscientemente la capacidad de meta-cognición

 

¿A quién se implica principalmente?

  • Si el paciente es menor de edad se incluye en algunas sesiones a sus padres y/o autoridades adultas alrededor.
  • Cuando el problema se origina en el contexto familiar, a todos los miembros posibles de esa familia en 3 generaciones.
  • Si es en el contexto sentimental seria conveniente realizar sesiones individuales de cada miembro de la pareja y sesiones conjuntamente
  • Por ultimo, en algunas ocasiones se realiza este tipo de dinámicas para empresas que buscan solucionar problemas entre compañeros o dinámicas de grupo para mejorar rendimiento y calidad laboral.

Es un trabajo terapéutico muy orgánico y natural que no incomoda al paciente y le da herramientas para salir de la depresión o al menos relacionarse con ella de manera menos suficiente y aumentar la calidad vital.

 

¿Cuántas sesiones necesitan?

Depende mucho de la evolución consciente de la persona, de la intensidad del conflicto y trastorno, así como, de la asiduidad y compromiso a la terapia, pero aproximadamente es conveniente realizar esta terapia semanalmente durante el primer y segundo mes, para ir ampliando el tiempo entre sesiones según la evolución del paciente.

 

¿Cómo aplicar esta terapia en el día a día?

Al paciente, durante estas sesiones, se le facilitan distintas técnicas de relajación, meditación, escritura creativa, ciclo vital, constelaciones familiares… así como, modelos de narrativa mental saludable, comprensión emocional más ampliada que para generen estilos relacionales con su entorno y consigo mismo más adecuados y positivos. Estos recursos son los que el paciente aplica en su vida diaria.

 

Objetivos

Con esta terapia, se consiguen distintos objetivos como:

  • Solucionar problemas de relación
  • Abordar simultáneamente y de forma eficaz problemas individuales y familiares
  • Poner solución a temas pendientes
  • Aliviar el sentimiento de responsabilidad en el paciente
  • Fomentar una recuperación colaborativa

 

Recuerda

  • Un 20% de la población padecerá depresión a lo largo de su vida, esta dolencia afecta en mayor medida a las mujeres
  • La psicoterapia sistémico-relacional trata la depresión involucrando al entorno del paciente
  • Gracias a esta terapia el paciente adquiere distintos recursos que aplica en su día a día.